Su madre fue una famosa concertista. Así, ya desde los meses anteriores a su nacimiento, Thilo Martinhos empezó una vida de conciertos y escenarios.

A la edad de 7 años comenzó a tocar el piano, a los 14 el bajo y más tarde la batería. Cuando tenía 19 años un amigo le regaló una guitarra…

Tres años más tarde dio su primer concierto como guitarrista. Poco después iría de gira por los Alemania y Europa. Sus primeras actuaciones fueron en festivales de música folk y daría entre 80 y 100 conciertos al año.

La música, que en aquel entonces interpretaba con guitarra acústica de cuerdas metálicas, se podría denominar como folk - rock instrumental.

A pesar de que sus éxitos musicales iban en aumento, en el fondo no estaba contento. Las posibilidades de variar y formar tono eran muy limitadas tocando con guitarras de cuerdas metálicas.

En 1985 un concierto con Paco de Lucía le brindó la ansiada revelación. Thilo cambió su guitarra por una de cuerdas de nylon y volvió a empezar otra vez desde el principio y escaló fuertemente dentro del mundo de la música clásica y de la guitarra flamenca. Por eso pronto se marchó a España, más concretamente a Andalucía, y vivió durante años como guitarrista de flamenco en Sevilla y Cádiz.

En el año 1995 se produjo un profundo y comprensible corte en la carrera de Thilo. Tras una hemorragía cerebral por causas genéticas y su consiguiente operación Thilo permaneció en diferentes hospitales y quedó parado en una silla de ruedas por culpa de una hemiplejia. Los pronósticos médicos apuntaban a que no volvería a caminar correctamente nunca más. En cuanto a la guitarra, nadie le daba ningún tipo esperanza, ya que había perdido la motricidad del lado derecho del cuerpo.

Le costaba mucho aceptar esta situacíon y durante los años siguientes Thilo se ocupó de encontrar caminos desconocidos de autocuración, sin embargo acercarse de nuevo a la guitarra le resultaba frustrante y fatigoso. Capituló y así por fin encontró un tesoro: ¡Comenzó a cantar! Y a la sombra de su voz reaparecía (y aparece) su guitarra poco a poco.

La mentalidad, la forma de vivir y de expresarse del mundo hispano y latino, han dejado huella en Thilo Martinho y han permanecido como una patria interior, una verdad.

Todo ello comprende hoy en gran medida su repertorio de música latino española y de lengua hispana. Otra gran parte de su programa se compone de Bossa-Nova y musica brasileña.

Para él es muy importante su propia obra, canciones con textos en inglés y también en alemán. Que sus canciones se adapten bien a las diferentes lenguas es debido a que Thilo Martinho no interpreta simplemente su programa sino que siempre intenta acercar al público la esencia de la “música del sur”.

La principal razón es que la música, incluso en sus canciónes en lengua alemana, es LATINA.

 

 

2011 1st place "Deutscher Rock und Pop Preis"

2010 3rd place "Deutscher Rock und Pop Preis"

2008 1st place "Unisong" Los Angeles

2008 Finalist "John Lennon Songwriting Contest"

2007 Finalist "USA Songwriting Competition"

2007 2nd place "Pacific Songwriting Competition" Australia

2006 1st place "Songprize.Com" Nashville

2006 Finalist "Song of the Year" Texas